Historias que esconden las paredes de La Botica Indiana

Quienes conocéis nuestros locales sabéis que se caracterizan, entre otras muchas facetas, por ofrecer una decoración diferente. En la mayoría lucimos fotos antiguas, cartelería de época, piezas del pasado… Algunos son temáticos, como el Rocker Soul Coffee de Candás, otros lucen graffitis únicos, como La Consejería, en Oviedo y, en general, uno puede pasarse una tarde entera viendo las fotografías enmarcadas que cuelgan de las paredes. Esto le pasó recientemente a una clienta en La Botica Indiana de la avenida Rufo García Rendueles, frente a la escalera 10 de la playa de San Lorenzo, en Gijón.

Hace unos días Instagram nos volvió a sorprender. En este caso fue Rosa Domínguez Quintín. Aprovechó estos días de verano para darse un chapuzón en la playa de San Lorenzo, en Gijón, y después visitó La Botica Indiana de la avenida Rufo García Rendueles, frente a la escalera 10.  “Todas las paredes están llenas de fotos antiguas de diferentes deportes, entre ellas, muchas de deportistas femeninas, alguna conocida por mí, como la polifacética Lilí Álvarez”, escribió en un post de Instagram acompañando algunas imágenes de las fotografías de nuestro local. Elia María González Álvarez, más conocida como Lilí Álvarez, fue entre otras muchas vertientes, pionera del deporte femenino español, la primera mujer española que participó en unas Olimpiadas y disputó tres finales de Wimbledon, entre 1926 y 1928.

“Aparece Lili en los años veinte jugando al tenis y esquiando. Algunas mujeres de la época practicando tiro con arco, lanzamiento de peso y jugando al fútbol”, añade Rosa Domínguez. Todas son fotografías de pequeño formato enmarcadas, una de las grandes aficiones de Ramiro González, alma máter de La Botica Indiana que, en muchos casos, no ha dudado en emplear fotografías familiares del pasado para dar vida a algún rincón. “El detalle me ha encantado y me he puesto a sacar fotos –prosigue Rosa Domínguez en su post- El tema debería ser algo normal pero como no lo es me ha llamado poderosamente la atención y por ello he decidido publicarlo. Aprovecho para felicitar al dueño y, de postre, a la camarera, una chica fantástica”, concluye Rosa animando a sus seguidores a visitar y conocer nuestro local.

Hacía tiempo que nadie ponía el foco en las historias que esconden las fotos que decoran las paredes de nuestros locales. Cuando abrimos el Rocker Soul Coffee en Candás fueron varios los usuarios que nos felicitaron por la ambientación, única en la localidad. También recordamos la polémica suscitada con la litografía del Valbanera, el buque que naufragó en 1919 cerca de la costa de Cuba dejando detrás un reguero de historias, fábulas y enigmas.

Prueba de nuestra afición por cuidar cada detalle de la ambientación de los locales fueron los concursos de decoración navideña que organizamos a nivel interno entre todos los establecimientos.

Siempre decimos que buscamos locales con historia y que cada Botica Indiana, gracias a todos vosotros, día a día, va escribiendo la suya. A raíz de la publicación en Instagram de Rosa Domínguez damos un paso más.

Un placer sorprenderos.

PD. Este verano hemos recibido muchas reseñas a través de Google. La mayoría (cerca del 90 por ciento) criticando la demora en el servicio. Todos los que formamos parte de La Botica Indiana nos hemos dejado el alma en estas semanas tratando de realizar nuestro trabajo con profesionalidad, esmero, cariño y esfuerzo. Quizás, algún día, hayamos fallado. ¿Acaso quienes habéis estado de veraneo nunca os ha pasado desde el punto de vista laboral? Disculpadnos si nos equivocamos. ¿Quién no? Gracias a todos por visitarnos. Por cierto, ya veis que nuestras paredes ‘hablan’, esconden historias. Por favor, disfrutadlas.

Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *